Capital de la Región del Maule y de la provincia homónima. Centro administrativo, económico y cultural de la región, es la ciudad más importante del Valle longitudinal o Central chileno, y de las más pobladas junto a Rancagua y Chillán. Según las proyecciones de población en 2013, la ciudad de Talca tiene una población estimada de 253.742 habitantes sin contar a los habitantes que viven en el extremo sur de la ciudad, que pertenecen a la comuna de Maule, formando la reciente conurbación Talca-Maule. Destaca como la comuna con el nivel promedio de ingresos más alto a nivel regional $513.171, aunque menor que el promedio nacional ($ 563.714).

Capital de la Provincia de Curicó perteneciente a la Región del Maule en el Valle Central de Chile.
El área de la comuna de Curicó alcanza a 1328 km2. Son productos característicos de la ciudad las tortas, frutas, cemento, azúcar, salsa de tomates y vinos de exportación de calidad internacional. Es uno de los centros de servicios más importantes de la zona central siendo considerada como la capital Agroindustrial de Chile debido a su constante crecimiento y dinamismo económico. Tiene una población de 151.223 habitantes siendo ésta una de las ciudades con mayor crecimiento demográfico a nivel país.

Ciudad capital de la provincia de Linares. De pujante actividad comercial, agrícola, agroindustrial, de comunicaciones y de servicios. Abarca una superficie de 1.465,78 km² y una población de 87.661,correspondientes a un 8,3 % de la población total de la región. Linares es un importante centro regional agrícola, industrial, comercial, financiero, de distribución, de transportes y de servicios. Dadas las favorables condiciones climáticas y una buena irrigación natural, los sectores rurales de la comuna de Linares gravitan hacia la agricultura, destacando los cultivos de cereales como el arroz, trigo, maíz y avena, y las hortalizas, como remolacha, repollo, lechuga y acelga y legumbres: poroto. También, la producción frutícola.

 

La comuna de Cauquenes abarca una superficie de 2.126,3 km² y una población de 62.456 habitantes, correspondientes a un 4,12% de la población total de la región. Reconocida por la calidad de sus vinos, agricultura y comidas campesinas y su excelente y ancestral alfarería (Las Loceras de Pilen), además es una de las ciudades del país con un mayor número de tejedoras en lana de oveja, tejidos que son reconocidos en todo el mundo.